Es la herramienta básica para encontrar nuevos clientes y tener una primera toma de contacto. Sin embargo, muchos no le dan la importancia que merece, y acaban cayendo en una mala estrategia de negocio por hacer mal el planteamiento inicial. Concertar citas comerciales por teléfono es una excelente estrategia que no sólo se limita al agendamiento de citas.

Al cerrar una cita por teléfono antes de realizar la visita estamos  asegurándonos de un cierto interés por parte del posible futuro cliente. Todo lo contrario de lo que ocurre cuando perdemos mucho tiempo en desplazamientos para visitar a puerta fría.

Pero no sólo estamos consiguiendo concertar citas comerciales de calidad. También hemos de tener en cuenta otros factores positivos de concertar citas comerciales por teléfono.

La utilizad de concertar citas comerciales por teléfono

En primer lugar hemos de tener en cuenta que la llamada es una primera toma de contacto. Al recurrir a un servicio de telemarketing o a un call center profesional estamos anticipando al cliente nuestra visita. ¿Realmente esto es positivo? Sí, sobre todo para nuestro tiempo, porque nos permite evitar posibles personas que no estén interesadas en absoluto, y también a clientes que ahora mismo no pueden contratar nuestros servicios pero sí en el futuro, e incluso posibilita descartar a personas que potencialmente no nos interesan en apenas segundos.

Muchos comerciales ya experimentados recitan siempre la frase «si no llamas, no vendes». Los que ya se han dedicado mucho tiempo a esto saben la importancia de la discriminación. Permite concertar citas comerciales por teléfono.

Otra de las posibilidades que nos brinda el telemarketing para concertación de citas con clientes es la de introducir unos parámetros. Si buscamos sólo clientes de entre 30 y 40 años ¿para qué visitar sin tener este dato?. Si damos a nuestra empresa de telemarketing esta información de consulta podríamos reducir las visitas que nos interesa hacer.

Generar interés sin invadir espacios también nos puede dar mucho rendimiento. Una visita a puerta fría resulta muy invasiva, y el potencial cliente puede cerrarse desde el inicio. Llamando primero podemos dar pequeñas ideas que generen interés, para que nos reciban de forma más receptiva.

¿Debo encargarme yo u optar por una empresa especializada?

Cuando uno tiene una cartera de clientes a los que ya conoce, es interesante que les llame él mismo. Volver a tratar con ellos nos hace ganar puntos por personalización y calidez.

Por el contrario, concertar citas por primera vez siempre debe dejarse en manos de expertos. ¿Por qué? Porque una empresa de telemarketing logra, dada su experiencia, ponerse en contacto con multitud de clientes de una base de datos en muy poco tiempo. El coste por hora de estas empresas call center es muy reducido y llegarán a mucha más gente que nosotros.

Además, en una empresa especializada en concertar citas comerciales por teléfono saben por qué camino llevar al posible cliente, saben cuándo no está interesado y saben cómo aprovechar tus argumentos de venta.

En esta caso es una opción excelente, porque mientras nos dedicamos a hacer visitas ya concertadas, ellos se encargan de concertar otras nuevas para los siguientes días. Y es que el mayor quebradero de cabeza de las empresas es que sus comerciales tengan que encargarse de todo. Así podrán dedicarse al 100% a lo que realmente va a producir la venta: la visita.

Una cita comercial gratis

Consigue tu primera cita comercial de calidad. Sin compromiso.